TERAPIA DE PAREJA

¿Necesitamos hacer terapia de pareja?

Muchas veces las parejas pasan por etapas complicadas en las que no se sabe muy bien cómo hacer frente a determinados problemas. Celos, falta de comunicación, infidelidades o discusiones son ejemplos de problemáticas que pueden tratarse exitosamente a través de la terapia de pareja, evitándose así que la relación llegue a su fin.

Es conveniente tomar la decisión de acudir a un psicólogo lo antes posible (antes de que el desgaste sea excesivo), para que los dos miembros lleguen a la consulta con un mínimo de motivación para empezar la terapia de pareja.

Sin embargo, a veces pasa que la pareja tarda mucho en dar el paso de buscar ayuda profesional porque siente que esto significa que ha fracasado. Va pasando el tiempo y acaban acudiendo a la consulta cuando llevan ya años con problemas y han llegado al punto de que necesitan tomar una decisión: separarse o luchar por la relación con la ayuda de terapia de pareja.

En estos casos, es importante tener en cuenta que el psicólogo nunca debe decidir por la pareja, sino que tiene que facilitar una serie de herramientas y proponer las tareas terapéuticas más adecuadas para ayudar a cada uno de los miembros de la pareja a tomar una decisión.

En el caso que se decida luchar por la relación, la terapia de pareja que realizo irá dirigida a analizar y gestionar todos aquellos problemas que han desembocado en la situación actual para, de esta manera, recuperar el bienestar en el ámbito de la pareja.

Tratamiento Ansiedad

¿Qué tipo de problemas se trabajan en la terapia de pareja?

En mi consulta trato los siguientes tipos de problemas de pareja:

  • Problemas de comunicación: dificultades a la hora de expresarse, discusiones, faltas de respeto constantes, dificultades para llegar a acuerdos, falta de comunicación, etc.
  • Sentimientos de dependencia de uno o ambos miembros de la pareja hacia el otro.
  • Problemas de adaptación: dificultades ante cambios importantes como son el inicio de la convivencia, el nacimiento de un hijo, cambios laborales, cuidado de familiares mayores, etc.
  • Celos y pérdida de confianza en la pareja.
  • Infidelidades o interés por otro tipo de relaciones
  • Problemas de divergencia cuando se intenta construir un proyecto de futuro compatible con las necesidades de los dos miembros de la pareja.
  • Problemas con las familias de origen (padres, hermanos, suegros, cuñados…).
  • Desavenencias en relación a cómo educar a los hijos (cuáles tienen que ser las responsabilidades de cada uno, qué hacer en el tiempo libre…).
  • En el caso de que uno de los dos miembros de la pareja tenga algún tipo de problema psicológico (exceso de impulsividad, falta de habilidades sociales, depresión, ansiedad, trastorno de personalidad, traumas del pasado, etc.), además de la terapia de pareja, propondré realizar alguna sesión de terapia individual.

Contacto

Si deseas contactar con Marta Comadran Psicología (consulta ubicada en Mollet del Vallès), para concertar una cita o resolver alguna duda, llámanos al 644 211 437 o rellena el formulario.