TRATAMIENTO PARA LOS TRASTORNOS DEL SUEÑO

¿Qué son los trastornos del sueño?

La persona que sufre trastornos del sueño tiene dificultades para dormir.

El trastorno del sueño más frecuente en la población es el insomnio, problema que provoca que la persona se vea incapaz de conciliar el sueño con facilidad, mantenerlo a lo largo de la noche o no despertarse antes de que suene el despertador.

Las causas que provocan los trastornos del sueño como el insomnio son múltiples, entre ellas: estrés, hábitos del sueño inadecuados, trastornos psicológicos como depresión o ansiedad, enfermedades orgánicas, etc.

La persona puede detectar que su insomnio se ha cronificado o le supone un problema cuando:

  • Lleva más de una semana con problemas para dormir o se levantándose con la sensación de que no ha tenido un sueño reparador.
  • El tiempo total de sueño es muy escaso, ya sea porque conciliarlo se hace muy dificultoso, porque se tienen muchos despertares nocturnos o porque se despierta antes de tiempo.
  • Se siente fatigada cuando se levanta por la mañana o, incluso, durante todo el día.
  • Sufre somnolencia diurna.
  • Tiene dificultades de concentración y le falla la memoria.
  • Aparecen preocupaciones sobre el insomnio en forma de pensamientos recurrentes del tipo: “no puedo dormirme… mañana no voy a rendir en el trabajo”, “no tengo sueño… seguro que me paso toda la noche despierto” o “me tengo que dormir ya mismo… ya llevo dando vueltas en la cama una hora y no hay manera”.
04-son

Tratamiento para el insomnio

El tratamiento dependerá mucho del tipo de insomnio y también de si hay otros trastornos asociados (ansiedad, depresión, otros trastornos del sueño…).

Sin embargo en todos los casos, además de intervenir sobre los problemas derivados de las necesidades particulares de cada paciente, se marcarán objetivos dirigidos a aprender a tener una buena higiene del sueño para recuperar el control sobre éste y poder beneficiarse de las ventajas que aporta un buen sueño reparador.

Esto significa adquirir buenos hábitos para dormir regulando horarios y aprendiendo técnicas que faciliten conciliar el sueño o volver a dormirse cuando existen despertares nocturnos. Algunas de estas técnicas son: relajación, respiración profunda, gestión de las preocupaciones, control de aquellos estímulos que dificultan la adquisición del sueño, etc.

Durante el tratamiento psicológico para el insomnio, también se tendrá en cuenta si la persona sufre otros problemas psicológicos como ansiedad, depresión, problemas de personalidad, etc.

Contacto

Si deseas contactar con Marta Comadran Psicología (consulta ubicada en Mollet del Vallès), para concertar una cita o resolver alguna duda, llámanos al 644 211 437 o rellena el formulario.